¡Adiós al pequeño ahorrador!

0
157

El gobierno y el Banco de España, ahoga a la clase media ahorradora una vez más. Después de IRPF a tope, reimplantar el impuesto injusto e inmoral sobre el patrimonio y al final de la vida ahorradora, el impuesto de sucesiones.
De los hechos se deduce que el ahorro, está mal visto, y por tanto “penalizado” y la “libreta de ahorros” que ayudaba a tirar adelante a muchos pequeños ahorradores penalizada. Lo que promocionan los políticos del gobierno y muchos otros que no gobiernan es que no se ahorre nada. Lo políticamente correcto es ir de juerga, gastar, endeudarse y no pagar los créditos, que eso no tiene castigo, sobre todo si son de elevadísimo importe.
La Banca se seguirá saneando pagando el pueblo ahorrador y contribuyente, como siempre, pero seguirá con el grifo cerrado o abierto a gran tipo de interés, y con este “pequeño diferencial” se sanearán. Bankia ha sido el gran ejemplo: mandatarios ricos, impositores y pequeños accionistas, arruinados.
¡Que nadie se engañe! Cuando algunos políticos les pregonen que los nuevos impuestos son sólo para las grandes fortunas, para los ricos, para los que más tienen. ¡Es mentira!. Los ricos tienen múltiples formas legales de no pagar. (Warren Buffet pagaba menos impuestos que su secretaria y encima se jactan de hacer obras benéficas y donaciones) . Los únicos que “contribuyen” son los trabajadores con nomina y los pequeños ahorradores que no dilapidan sus ingresos.
Una cosa más. Tengan cuidado los pequeños ahorradores, cuando visiten al director de su oficina de toda la vida, para preguntarle donde pueden invertir los pocos ahorrillos de su depósito recién caducado, porqué rápidamente les ofrecerá un producto de total confianza y muy seguro (nueva versión de las preferentes o estructurado donde nunca se llega a cobrar lo prometido) y el banco de España volverá a mirar para otro lado.

fuente: http://www.lavanguardia.com/economia/20130110/54361734583/banco-de-espana-fuerza-bajada-depositos-1-75-un-ano.html

El Banco de España pretende acelerar la reestructuración del sector financiero y está tomando medidas para proteger las cuentas de resultados de los bancos, un factor clave para asegurar su solvencia a largo plazo. Antes de Navidad, el supervisor llamó a las principales entidades financieras del país y les “pidió educadamente”, según relata una de ellas, que a partir de principios del 2013 abandonaran la guerra de depósitos. En concreto, fijó el tope del 1,75% para los depósitos a un año, del 2,25% para los de dos y del 2,75% para los de tres. Fuentes del supervisor no quisieron confirmar ayer esta información y subrayaron que no se ha realizado ninguna comunicación por escrito sobre este tema.

Los tipos máximos exigidos son muy inferiores a los que estaban ofreciendo la mayoría de la banca en estos momentos como consecuencia del difícil acceso a los mercados, que ha estado prácticamente cerrado para la práctica totalidad del sector hasta hace pocos días. En el mercado aún pueden encontrarse ejemplos de estas prácticas, tanto de bancos españoles como de los extranjeros que realizan su actividad en España a través de sucursales que están fuera del alcance del supervisor. Los depósitos de Banesto, Catalunya Banc, Bankinter y Unicaja rentaban el 4% anual. Más alto era el de ING, que combinando el depósito a cuatro meses al 3,3% con la remuneración de la cuenta corriente al 1,2% por el resto del año permitía obtener un 4

,5% anual. Banco Espirito Santo, más dirigido a clientes de banca privada, ofrece aún un 4,6% a un año para dinero nuevo, pero a partir de 50.000 euros.

Todo esto se va a acabar. Las grandes entidades sanas -Santander, BBVA, Caixa Bank, Sabadell y Popular- ya han bajado los tipos hasta el 1,75% como máximo. Las nacionalizadas, controladas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), lo harán de inmediato. Y el resto de la banca también pasará por el aro a cortísimo plazo. Una de las cosas que preocupa al sector es la banca extranjera. Desde ING apuntan: “Llevamos tiempo sin entrar en la guerra de precios. Si el mercado se mueve, nos adaptaremos a las circunstancias”.

Para controlar que sus recomendaciones se cumplen, cada mes las entidades deberán enviar al Banco de España información sobre cuánto se remunera el dinero nuevo y las renovaciones del antiguo. “Nos han dicho que se podrá extratipar el 15%, pero no más, para clientes importantes o campañas especiales; pero si te pasas de ese porcentaje, lo pagaremos con más capital”.

El argumento con el que el Banco de España está “convenciendo” a las entidades está claro: “Si tú pones en riesgo tus resultados, pones en riesgo tu solvencia, con lo que te voy a pedir más capital, algo que penalizarían los mercados”. En el sector no se tiene claro si, tras esta ofensiva, las directrices acabarán plasmándose en una circular. aunque hay fuentes que aseguran que sí. Tendría su lógica, ya que el mercado es móvil y los tipos van variando, con lo que podría haber confusión si no hay una norma clara.

El fin de la guerra de depósitos parece ahora garantizado. Hace año y medio, Elena Salgado, entonces ministra de Economía, ya lo intentó. El mercado estaba cerrado a cal y canto para las entidades y el Gobierno penalizó a las entidades que pagaban extratipos con mayores aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos. El pasado verano, Luis de Guindos, el titular de Economía del Gobierno actual, derogó la norma. Había servido de poco, entre otras cosas porque las entidades la orillaron emitiendo pagarés, sólo bajo el control de la CNMV.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/economia/20130110/54361734583/banco-de-espana-fuerza-bajada-depositos-1-75-un-ano.html#ixzz2HiGEyBAd

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.