Cultura del cóctel en Lomiton , en el centro de Sant Cugat del Valles.

0
14

 Lomito´n En Sant Cugat del Valles.

Sabemos que la mayoría de los cócteles tienen más de una historia y el Dry Martini no iba a ser menos, puesto que este cóctel tiene bastantes.DSC_0141

Las dos primeras nos llevan a la ciudad californiana de San Francisco.

La primera teoría nos lleva al año 1860 y a la famosa fiebre del oro californiana, se dice que un buscador de oro, enriquecido con este metal, ofreció un premio en oro al mejor cóctel de la casa preparado en el bar que Julio Richelieu regentaba en la localidad de Martínez, ciudad situada en la bahía de San Francisco. El cóctel ganador del concurso se bautizó con el nombre de Dry Martini en honor a la localidad de Martínez, aunque transformándose en Martini, ya que la pronunciación de “Martinez” en inglés suena “Martini”.

La segunda teoría nos dice que un cantinero desconocido acostumbraba poner a sus cócteles el nombre de aquéllos que los probaban. Un día, un cliente (que no era habitual del establecimiento ya que sólo estaba de paso en dirección a la vecina localidad de Martínez) salió tan feliz y contento de su cantina gracias al cóctel (una mezcla de ginebra con vermut) que el cantinero no dudó en bautizar el cóctel con el nombre del pueblo hacia donde el cliente se dirigía porque no tuvo la posibilidad de averiguar su nombre. La localidad de Martínez celebra cada año en primavera las fiestas en honor a su cóctel Dry Martini.

La tercera teoría nos conduce a Nueva York. Se dice que Martin di Arma di Taggia (cantinero del hotel Knickerbocker) en el año 1911, cuando estaba en su etapa más creativa, hizo una mezcla mitad ginebra y mitad vermut seco sirviendo el cóctel en una copa triangular previamente enfriada. Con el tiempo esta bebida dio lugar al Dry Martini, el cóctel refinado y elegante que podemos disfrutar en nuestros días. La mezcla hecha por Martin tomó su nombre y pasó a llamarse Dry Martini. Se dice que este cóctel encantó tanto al mismísimo John D. Rockfeller que éste lo popularizó entre sus amistades.

La cuarta teoría habla de Italia porque comentan que ya, en aquellos tiempos, se mezclaba con un gran éxito ginebra y vermut. No obstante, ellos exponen que en Italia la marca Martini y Rossi ya triunfaba por ello argumentan que “lo más normal” es que un cóctel preparado con ginebra y Martini lleve el nombre de uno de sus ingredientes.

De Wikipedal

El Manhattan es un combinado de alta graduación (aproximadamente 32º), que tiene un sabor fuerte e incofundible.

Hay una teoría sobre los inicios de este cocktail que cuenta que la madre de Winston Churchill creó este maravilloso brebaje tomando el nombre del club Manhattan de Nueva York. Es uno de los cocktails más conocidos.

Las proporciones están calculadas para una cocktelera.

  • Whisky (más amargo)/Bourbon (más dulce)- 6 partes
  • Martini rosso – 3 partes
  • Angostura – 2 ó 3 gotas
  • Guinda roja – 1
  • Piel de naranja

Preparación

  • Mezclar el whisky, el Martini rosso y la angostura en el vaso mezclador con hielo, hasta que se vea un solo color.
  • Servir en una copa de cocktail.
  • Decorar con la guinda y la piel de naranja.

Para beber el combinado, conviene disfrutarlo lentamente a comienzo, y sobre todo no dejar nunca que se caliente.

Quizás alguna vez hayas probado el Mojito, aunque hay muchas variantes, esta en particular nos gusta mucho y es la original.

Esta es una bebida de origen cubano, igual que el cubalibre. La elaboración de esta bebida es muy sencilla.

Los ingredientes
1 tallo de hierbabuena fresca, hielo picado, 1 cucharada de almíbar, un chorreón de soda, 1 copita de ron blanco y el zumo de 1/2 limón.

La preparación
En un vaso de boca ancha pones el tallo de hierbabuena y la machacas un poco, a continuación, llena 3/4 partes del vaso con el hielo machacado.

Añade el zumo de limón, el almíbar, el ron blanco y la soda. Mezcla todo con una cuchara larga y ya está listo. No te olvides de poner una pajita a la hora de servirlo.

Si se lo sirves a tus invitados te aseguro que les encantará. Además de refrescante, el mojito está delicioso, pero ¡¡ojo!!, que se sube a la cabeza.

Fuente: http://www.directoalpaladar.com/otras-bebidas/el-mojito

Para empezar se tiene que saber que en un trago no se utilizan más de 5 componentes. Encontramos en general

tragos cortos (short drinks)

y tragos largos (long drinks),

cuya diferenciación más obvia es el vaso en el que se sirven del cual derivan su nombre. Como regla general hay elementos que no varían dentro de los tragos:

Para los “tragos cortos” (short drinks) tenemos:

1- La Base Alcohólica
o los llamados Espirituosos (por ser todos transparentes, “White Spirit” en ingles): base-alcoholica
Puede ser VODKA, WHISKY, RON, TEQUILA, GIN, COGNAC, PISCO, etc.

2- Modificante de Sabor:
Hacen lo que su nombre indica, son licores, es decir, parten de un sabor y color especifico de alguna fruta o sustancia. En las columnas tenemos la version Premium o de mas calidad y al lado tenemos su reemplazo por un licor Generoso y los llamados Comunes vendrian siendo versiones baratas, por lo general nacionales de 3° seleccion o calidad. Tambien se utilizan frutas o jugos como modificantes de sabor.

variedad-de-licores

El Gin Tonic es seguramente uno de los cócteles más populares seguramente debido a su elaboración e ingredientes básicos: Ginebra o Gin y Tónica. Pero es una lástima que a pesar de su popularidad realmente no se haga bien en casi ningún sitio, por eso en Mensencia nos hemos propuesto enseñar a los cuatro vientos cómo se hace un Gin Tonic perfecto.

El nacimiento del Gin Tonic no habría podido ser de no ser por el Alemán Jacob Schweppes que se le ocurrió añadir quinina en la soda con burbujas a sabor naranja, creando de esta forma la tónica. Está claro que hoy en día las tónicas se han perfeccionado y obtenemos muchas y de diferentes aromas y sabores.

Pero lo que la hizo tan especial en su día fue que al hacerse con quinina esto evitaba la malaria y los soldados ingleses que estaban en la India empezaron a combinarla con ginebra, aguardiente muy popular en las calles de Londres, para camuflar el sabor de la primera.

Aunque las mejores tónicas para elaborar Gin Tonic´s son las que despuntan en sabores y aromas cítricos, por ejemplo la Fever Tree o sin ir a marcas premium tenemos la clásica tónica de Schweppes.

En lo que se refiere a las ginebras, si os acordáis en el post que elaboré sobre las curiosidades de la ginebra, os comenté que hoy en día se elaboraban muchos tipos de ginebras. Al igual que las Tónicas, nos interesan las Ginebras que tienen aromas cítricos. Bombay Sapphire, Hendrick´s, Citadelle, Tanqueray, son algunas de las mejores marcas para elaborar Gin Tonic´s.

Son muchos detalles los que debemos tener en cuenta a la hora de hacer un Gin Tonic, el primero es el vaso, siendo el ancho y corto el que mejor nos viene. Aunque si disponéis de una copa balón también está bien. El motivo es que la Ginebra necesita una boca ancha para que se oxigene y desprenda todo su arsenal de aromas.

También necesitaremos limón verde, o más conocido como lima. Pero no el zumo del limón como aconsejan en algunos sitios. El zumo del limón mata las burbujas de la tónica y el Gin Tonic pierde buena parte de su gracia. Necesitamos la esencia de la lima, para eso cortamos piel sin la parte blanca) la estrujamos encima del vaso y veremos salir pequeñas micro gotitas (es el espíritu de la lima). A continuación lo restregamos por el borde de la copa y lo dejamos en el interior del vaso. Si queremos poder cortar un gajo y añadirlo con posterioridad.

Por otro lado vamos a necesitar mucho hielo, tanto como para llenar el vaso por completo. El hielo procuraremos hacerlo de agua de mineralización débil, es decir procuremos no hacer los hielos con agua del grifo.

Echamos la Ginebra de nuestra elección, contando 3 segundos o lo que es lo mismo (1001, 1002, 1003) y a cierta distancia de la boca del vaso para que la Ginebra se oxigene. No se trata de un lingotazo, se trata de saborear una bebida con placer, no de otras cosas.

Por último rellenamos hasta arriba de tónica y con el mango de una cuchara damos una vuelta para darle vida a las burbujas. No os paséis que si no pasamos de darle vida a dejarle sin ninguna.

La ginebra es mucho más que sabor a colonia, hay autores que incluso piensan que no se aprende a beber con estilo hasta que no se han dado un par de tragos a un Gin Tonic bien elaborado, a partir de ahí nos podemos considerar iniciados en un verdadero arte.

Solo queda practicar y elaborar en vuestra casa un Gin Tonic. Y por supuesto que si os queda alguna duda de cómo hacer un Gin Tonic perfecto no tenéis más que dejar un comentario.

En Mensencia | Todo lo que debes saber sobre la Ginebra

Fuente: http://www.trendenciashombre.com/cajon-de-sastre/como-hacer-un-gin-tonic-perfecto

Elaboración de cócteles y bebidas combinadas

Preparar un cóctel adecuadamente no siempre es una tarea fácil. Existen una verdadera infinidad de combinaciones y sabores con los cuales elaborar un buen trago. Para preparar una buena bebida es necesario cuidar todos los detalles y variables, teniendo en cuenta que sabores se pueden combinar y cuales no, así como también cómo decorar la copa para obtener un resultado saisfactorio.

El sabor de coctel no es solo la combinación de bebidas, la temperatura, la cantidad de agua que aporta el hielo, etc., a todo eso y la calidad de las botellas hay que sumarle, el momento, el lugar y el oficio de quien hace de elaborar cócteles y bebidas combinadas todo un arte destinado a hacer agradable un momento de la vida de los demás. De ello se encarga la coctelería.

La elaboración de cócteles y bebidas combinadas necesita de unas ajustadas normas y proporciones y ello no es caprichoso si no que resulta de la precisa dosificación de los ingredientes para obtener una bebida plena y armoniosa. Un exceso o defecto en uno de los componentes o proceso, dará lugar a un resultado inesperado y probablemente desastroso, por eso es tan necesario seguir estrictamente las distintas formulaciones y procesos, además, las pequeñas cantidades con las que se trabaja, requieren de un ajuste mayor.

Por otro lado, es necesario disponer, además de unos conocimientos adecuados y precisos, de un equipo mínimo necesario que incluya una serie de objetos tales como cuchillos, pinzas, cucharas, coladores, cocteleras, vasos medidores y mezcladores, etc. y por supuesto, la cristalería necesaria, especialmente cuidadosa en cuanto a los vasos y copas.

Así mismo, es necesario disponer de toda una amplia gama de materias primas con las que elaborar nuestros cócteles y bebidas combinadas, con especial atención a las bebidas alcohólicas, brandy, ron, ginebra, vermut, etc. y por supuesto sin olvidarse de la angostura, las pieles de naranja y limón, el azúcar en sus diversas presentaciones, los zumos o jugos de frutas, las salsas. Y aunque no sea estrictamente necesario, algunos accesorios para adornar nunca vendrán mal para sorprender a nuestros amigos.

Coctelería

La coctelería es el estudio de la relación entre las bebidas, las frutas, las flores, las hierbas, los helados y cualquier otro ingrediente comestible que pueda ser transformado en líquido, por distintos métodos de preparación. Los procesos de preparación son:

  • Construidos (directos)
  • Efervescencia
  • Flambeado (Flambé)
  • Licuados
  • Mixeologia
  • Macerados
  • Removidos

Todo esto relacionado con el estudio socio-cultural de cada país, debido a que los ingredientes, la sociedad y su cultura cambian la forma de pensar y por consiguiente el gusto. Uno de los estudios socio-culturales en la coctelería es la diferente preferencia de bebidas entre hombres y mujeres: las mujeres prefieren los cócteles más dulces y con copas más delicadas, por este motivo prefieren los cócteles efervescentes, licuados o estilo martinis. Los hombres, por el contrario, prefieren los cócteles secos, fuertes o ácidos y en copas con formas rectas o circulares, pero no ovaladas, son amantes de los cócteles construidos y mezclados. La coincidencia de ambos se encuentra en los cócteles macerados  como el mojito, caipirina, caipirosca, etc.

Tipos de preparación

La división más clara se centra en si se sirven secos o alargados (con agua u otro líquido), de esta forma se tiene los “soft drinks” o los “long drinks“. El instrumento imprescindible para su elaboración es la coctelera. La diversidad de los cócteles es muy grande y pueden, no obstante, dividirse en:

  • Directo: cuando los ingredientes se mezclan directamente en la copa, dentro de estos tenemos la subcategoría de puosse-café, que son las mezclas por capas, por ejemplo el B52.
  • Refrescado: se pone hielo en la copa y se mezclan los ingredientes en la coctelera con la ayuda de un removedor o una cuchara bailarina.
  • Batido: preparación clásica en coctelera, por ejemplo el Pink Panther.
  • Licuado: preparación en licuadora.
  • Frozzen: Son los cócteles preparados en la licuadora con hielo molido, para obtener una consistencia parecida a la de un helado, por ejemplo: daiquiri o margarita.
  • Flambeado: son las combinaciones que en su preparación se prende fuego, por ejemplo: la cucaracha.

Medidas y equivalencias

Como ya se ha mencionado, la importancia de las medidas en coctelería es fundamental. por eso es muy importante tenerlas muy en cuanta y especialmente las equivalencias que suelen emplearse para mayor comodidad y rapidez.

Es importante tener en cuenta que la variación de medidas de los diferentes ingredientes que intervienen en la elaboración de un cóctel condiciona y altera profundamente el resultado final, de ahí la importancia de la combinación exacta y de los sabores resultantes.

Consejos prácticos

  • Los cócteles deben prepararse siempre en el momento de servirse.
  • Seguir con mucho cuidado las proporciones, hay que medir y contar las gotas, chorritos y cucharadas que se van a añadir. Siempre lo que la fórmula o receta indiquen. Ajustarse a la fórmula y a la dosificación indicada. De esta manera obtendremos sabores y colores armónicos, efectos agradables y perfumes que cumplen los propósitos del creador del cóctel, que no es otro que el de deleitar.
  • Poner los ingredientes en este orden: hielo, azúcar, huevos, leche, zumos, bebidas alcohólicas de menor a mayor contenido en alcohol.
  • Seguir con todo cuidado también las indicaciones suplementarias: el batido, el enfriado y el servicio.
  • Importante utilizar ingredientes de primera calidad.
  • Los “golpes” siempre al final.
  • Las bebidas gaseosas se ponen directamente en las copas, nunca en la coctelera ni en el vaso mezclador.
  •  Los zumos de frutas deben estar recién hechos y frescos.
  • El hielo picado o pile, también se pone directamente en las copas.
  • En la combinaciones y mezclas se han de seguir con atención las indicaciones para que, éstas dependiendo de sus densidades, se coloquen en el orden adecuado para, de esta manera, obtener el resultado deseado. Al comienzo podemos caer en el error de pensar que el orden de los factores no ltera el producto y poner los ingredientes en distinto orden al especificado en la fórmula o receta. Es un gran error.
  • Colar las mezclas si llevan zumos con pepitas u otros sólidos. Hay que colar el cóctel antes de servirlo, si no dice lo contrario.
  • Se recomienda, antes de servir las bebidas frías, dejar las copas unos minutos en el freezer o congelador.
  • El batido de la coctelera es fundamental. Hay que agitar con movimientos enérgicos y uniformes.
  • Debemos remover con suavidad. Hay que saber que algunas bebidas por su gran fusión han de ser removidas con mucha suavidad.
  • Antes de hacer el cóctel en la coctelera o en el vaso mezclador debemos dejar preparada la copa en la que lo vamos a servir.
  • Utilizar siempre el modelo de copa o vaso que se propone. Debemos saber que no sólo es recipiente adecuado, sino que tiene la capacidad exacta que debe beberse de acuerdo con la graduación de los distintos elementos.
  • Cuando se usen cortezas de frutas como naranja o limón, se recomienda que éstas sean frescas para no alterar los sabores.
  • No usar el mismo hielo para hacer dos cócteles distintos. El hielo tiene que ser nuevo cada vez y su tamaño no debe superar el tamaño de una nuez; utilizar hielo hecho con agua mineral, la del grifo suele tener cloro y estropearía el cóctel.
  • Se ha de poner hielo a todo cóctel, salvo indicciones contrarias. El hielo aparte de refrescar las bebidas, suaviza el alcohol, fusiona los licores y realza el aroma.
  • No hay que enfriar en exceso el cóctel. Si es mucha la cantidad de hielo el cóctel se licua, baja su graduación y su sabor.
  • Es conveniente que la coctelera que usemos sea de plata o de acero inoxidable. También las cucharas, mezcladores y coladores. Otros metales despiden un gusto desagradable a las bebidas alcohólicas.
  • Hay que utilizar, a la hora de preparar los cócteles, el recipiente que indica cada fórmula: de metal cuando tenga que ser batido y de cristal cuando tenga que ser removido.
  • Lavar la coctelera para preparar otro cóctel después de haberla utilizado. Los restos de líquido del anterior cóctel podrían alterar el sabor.
  • Los aficionados deben saber que cada fórmula es definitiva y producto de la experiencia de su creador, por lo que hay que huir de experimentos o tentaciones de alterar la fórmula con otros ingredientes.

Bloody Mary tiene ecos lejanos en el personaje de María I de Inglaterra, hija de Enrique VIII, la reina Tudor que fue apodada María la Sanguinaría porque en su intento de restaurar el catolicismo en Inglaterra llevó a la hoguera a más de 300 miembros del alto clero protestante, en sus cinco años de reinado. Sin embargo, es el color rojo de la bebida lo que obviamente le dio su nombre: blood es sangre, en inglés.

Fuente: http://wikipedal.org/Bloody_Mary

Cultura del cóctel en Lomiton , en el centro de Sant Cugat del Valles.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada