De Guindos sobre el centro ‘okupado’ Can Vies: “La violencia nunca está justificada”

0
3

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha destacado, sobre los disturbios que se han producido en Barcelona y en otras ciudades catalanas tras el desalojo de Can Vies, que “la violencia nunca está justificada”

El centro social Can Vies de Barcelona, desalojado este lunes por la policía tras 17 años de funcionamiento, ha comenzado a ser derribado minutos después de acabar la operación policial, en la que doce jóvenes han sido sacados por la fuerza del interior de la casa, donde seis de ellos se habían atrincherado o encadenado.La policía ha dado por finalizado el desalojo del centro social autogestionado de Can Vies, en el barrio de Sants, a las 19:00 horas de este lunes, tras conseguir expulsar de la vivienda a los 12 jóvenes. Al menos uno de los jóvenes que han sido sacados por los agentes se había atrincherado tras una pared de hormigón protegida por otra construida con bombonas de butano, tal y como se han encargado de difundir en un vídeo los propios jóvenes.

Tras el desalojo, se han producido enfrentamientos entre los agentes y grupos de jóvenes, tras terminar la manifestación convocada en el barrio de Sants en protesta por la operación policial. Dos jóvenes han sido detenidos durante estos disturbios.

Durante las protestas se han quemado contenedores y se han roto cristales de entidades bancarias.

La policía irrumpió en el centro pasadas las 13.00 horas. Con un dispositivo de varias furgonetas de la Brigada Móvil y un helicóptero, cortaron las calles adyacentes al edificio, en el distrito de Sants-Montjuïc. A las 16:00 horas había cerca de una quincena de personas en el interior del centro, según el diario digital Vilaweb. Estos advirtieron que pensaban ofrecer resistencia y que tenían intención de dificultar el desalojo.
Fuentes de la policía, que desplegaron un fuerte dispositivo en el entorno de la casa, situada junto a las vías del tren en Sants, informaron que no se produjeron detenciones, aunque todos fueron identificados y seis de los doce desalojados fueron acusados de un delito de desobediencia “por ofrecer resistencia activa” al desalojo.

El centro social llevaba desde abril amenazado con el desalojo por orden judicial, pero la orden se prorrogó hasta finales de mayo para tratar de alcanzar un acuerdo con el Ayuntamiento que finalmente no se consiguió.

Can Vies rechazó hace dos semanas una propuesta del Ayuntamiento de abandonar voluntariamente el edificio para permitir su adecuación y firmar posteriormente el acuerdo de cesión del espacio para continuar sus actividades junto con otras entidades del distrito.

Los disturbios por el desalojo y derribo del centro social okupado de Can Vies se han extendido finalmente al centro de Barcelona, donde centenares de manifestantes han quemado contenedores en una Rambla llena de turistasy al menos un coche en Ciutat Vella.

Los incidentes más violentos los han provocado unos 500 manifestantes que al llegar a la confluencia de Drassanes con la Rambla se han separado del grueso de la marcha, formada inicialmente por unas 3.500 personas. Los disturbios han comenzado en la parte baja de la Rambla y se han trasladado a diversos puntos del corazón de Barcelona. Al menos cuatro personas han sido detenidas.

Uno de los lugares más sacudidos por la violencia de grupos de encapuchados -los denominados Black blocs- ha sido la Rambla del Raval, donde han prendido fuego a varios contenedores y a un coche ante decenas de turistas. La quema de contenedores se ha trasladao entonces, y en plena persecución de los Mossos d’Esquadra, Rambla arriba.

El grupo de 500 ha acabado finalmente por regresar hasta Sants a través de la Gran Via, donde han obligado a cortar el tráfico. Los Mossos d’Esquadra finalmente han logrado ‘encajonar’ a un centenar de ellos, obligándoles a identificarse antes de salir del cerco policial.

Reclaman la dimisión del alcalde y del concejal de distrito

La pancarta que ha encabezado la marcha reclama la dimisión del alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y del regidor del distrito de Sants, los dos rostros políticos más visibles del conflicto.

En la marcha además se reclama la libertad de los 60 detenidos durante los disturbios vividos durante cuatro noches consecutivas en Sants.

La jornada de reivindicación ha comenzado este sábado a las 10.00 horas cuando unos 400 vecinos han participado en una reconstrucción simbólica del edificio, y han realizado una cadena humana para depositar parte de los escombros en la sede del distrito.


canvies

El Ayuntamiento de Barcelona ha confirmado que, pese a que el colectivo de Can Vies ha rechazado sus propuestas para acercar posiciones, ha detenido el derribo del centro desalojado para mostrar su “voluntad de diálogo”, mientras ha anunciado que protegerá el perímetro de la casa “para evitar riesgos a las personas”.

El anuncio de poner este perímetro de seguridad en el inmueble, situado en la calle Jocs Florals del barrio de Sants de Barcelona, se produce después de que el colectivo de Can Vies haya hecho hoy un llamamiento público a participar este sábado en la reconstrucción del inmueble, que se encuentra parcialmente derruido.

El colectivo de Can Vies ha anunciado que dependerá de la actitud que adopte el ayuntamiento y la policía para dejarles reconstruir el centro que el conflicto se acabe o se acentúe, aunque han enmarcado el problema “más allá del tema de Can Vies”.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Barcelona ha reiterado su “voluntad de negociar con los colectivos de Can Vies para encontrar una solución a la situación que vive el barrio de Sants en los últimos días”.

A pesar de la posición anunciada por Can Vies, el Ayuntamiento ha asegurado que “mantiene la apuesta por encontrar una solución acordada y satisfactoria para todas las partes”, y ha agradecido la mediación realizada ayer por el Centro Social de Sants y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB).

derribo-de-Can-Vies

 

 

 

can-vies-fotos-picada

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada