La nueva tarifa progresiva de luz tendrá 5 tramos de consumo y puede multiplicar por 8 el precio

0
123

El nuevo peaje progresivo incluido en la Tarifa de Último Recurso (TUR) de electricidad queaplicará a partir de enero el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para los consumidores domésticos tendrá cinco tramos de consumo y unas diferencias de precios entre el primero y el último del 700%.

La nueva tarifa progresiva aparece recogida en el borrador de orden ministerial de peajes eléctricos a partir del 1 de enero de 2013 remitido a la Comisión Nacional de la Energía (CNE), al que ha tenido acceso Europa Press.

El peaje progresivo se aplicará a partir de los 3 kilovatios (kW) de potencia, de modo que dejará fuera a los hogares acogidos al bono social, así como a muchas segundas viviendas con consumos generalmente bajos. 

A partir de este umbral y hasta los 10 kW, habrá siete perfiles de consumidor, cada uno de ellos con cinco tramos en función del consumo. El primero va de 3 a 4 kW, el segundo de 4 a 5 kW, y así sucesivamente, hasta los 10 kW.

En el caso de entre 3 y 4 kW, el consumidor pagará 0,00138 euros por kilovatio hora(kWh) cuando consuma entre 190 y 224 kWh, así como 0,00276 euros para el tramo entre 225 y 259 kWh, 0,00483 euros para el comprendido entre 260 y 293 kWh, 0,00759 euros para el comprendido entre 294 y 328 kWh y 0,01104 para consumos entre 329 y 363 kWh.

El precio del kilovatio hora es el mismo en los siguientes perfiles de consumo, si bien las horquillas son superiores. Como ejemplo, el consumidor medio español, que tiene entre 4 y 5 kW contratados, entrará en el modelo de tramos tras consumir 247 kWh, y superará el primer escalón a los 292 kWh, el segundo a los 337 kWh, el tercero a los 382 kWh y el cuarto a los 427 kWh.

En la memoria que acompaña a la orden ministerial se indica que el objetivo de los nuevos peajes progresivos es “establecer medidas que incentiven el consumo responsable de energía a través de la introducción de una progresividad en los precios de los peajes de acceso”.

 

 

Un grupo de expertos mexicanos pertenecientes al Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) desarrolló una bombilla que de forma sencilla y económica brinda iluminación basada en LEDs, permitiendo muy bajo consumo energético.

Muchos países están implementando en el último tiempo campañas de adopción de tecnologías de bajo consumo, y los sistemas iluminación hogareña son uno de los aspectos más observados.

Mientras recién terminamos de acostumbrarnos a las lámparas de bajo consumo aparece esta nueva alternativa que promete ser hasta 90% más económica.

El desarrollo consiste en una variación en la forma que se construyen bombillas con diodos emisores de luz, conocidos popularmente como LED. Esa tecnología consume mucho menos mientras que proyecta una luz mucho más intensa.

Sin embargo la misma no sirve como técnica de iluminación de ambientes ya que maneja espectros cromáticos estrechos (la luz infrarroja de todos los controles remotos) que producen una sensación rara para el ojo. Con el uso de distintos materiales consiguieron transformar esta luz en un tono más claro similar a las bombillas de luz fría.

Este tipo de tecnología se implementó por primera vez en elementos tecnológicos durante la década del 60 como indicadores de actividad de baja luminosidad. Sin embargo, con el tiempo fueron optimizando este diodo emisor de luz permitiendo mayor intensidad y así más aplicaciones.

Su pequeño tamaño y gran precisión hace que sea atractivo para elementos tecnológicos como televisores o teléfonos móviles. En iluminación también se está usando cada vez más aunque no en reemplazo de la bombilla sino para crear otros efectos de iluminación ambiental.

Entre la lista de beneficios aparece su pequeño tamaño, su durabilidad y resistencia y su bajo nivel de calentamiento.

Según los investigadores, mientras los LED consiguen 100 lumens por watt las lámparas incandescentes sólo logran 11 lumens y el resto se pierde principalmente en calor.

Además de mejorar el consumo energético utilizan materiales más ecológicos, muchas lámparas tradicionales utilizan mercurio, altamente nocivo para el medio ambiente.

La construcción de esta nueva bombilla colocaría los diodos dentro de tubos similares a los que se presentan en las luces fluorescentes pero haciéndolos funcionar como difusores de la luz emitida por el LED.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.