La situación actual es insostenible, a pesar de promesas que se tambalean.

0
50

Roberto CentenoLa situación actual es insostenible, a pesar de promesas que se tambalean. De momento ni brotes verdes, ni creación de empleo, ni eliminación de los grandes gastos de este estado: políticos, asesores, autonomías…..
Recortes y recortes fáciles, sólo para algunos y realmente no se mete la tijera en lo importante.
Todos sentimos la situación en la que nos encontramos. El optimismo ha desaparecido, ya que se palpa una realidad indescrictible. Los medios de comunicación no hacen mas que sacar casos de corrupción, pero no se devuelve nada. Falta control ????? Honestidad ????

Carta de Roberto Centeno, (http://robertocenteno.wordpress.com/ )

Catedrático de Economía de la Universidad Politécnica de Madrid, sobre la actual situación, de España.

Carta a la Sra. Merkel: exija el fin de las autonomías

Respetada
Canciller Federal:
Hace tres semanas,
el profesor e historiador norteamericano David Spengler publicó una carta abierta en The Asian Times dirigida a su persona, en la que la pedía “que dejara caer a España”, y explicaba las razones, que iban desde la incompetencia, el despilfarro y la corrupción generalizadas del Gobierno y particularmente de las administraciones territoriales, donde nadie controla nada y nadie responde de nada, lo que implica una asignación del grueso de los recursos públicos (45 % del PIB) en forma tan disparatada e ineficaz que supera todo lo imaginable. Adicionalmente, según el Dr. Spengler, el Gobierno miente en todo: sobre su situación, económica, sobre la bancaria y sobre la fiscal. Su deuda y los intereses son ya inasumibles y, en consecuencia, somos insalvables. No obstante, y aun reconociendo la veracidad de sus afirmaciones -que tengamos hoy más
PIB real que en 2007 resume la falsedad inaudita de las cifras oficiales-.España no sólo es salvable es que ni siquiera necesitaría la intervención, sólo necesita la supresión del sistema autonómico, que representa un despilfarro anual de más de 120.000 millones de euros, equivalentes al 12% del PIB. Sin embargo, la oligarquía política se opone radicalmente a desmontar esta gigantesca estructura que ha levantado en su exclusivo beneficio y escapa a las manos de los españoles el poder de cambiar este expolio de proporciones épicas.

A día de hoy,el déficit de las regiones y ayuntamientos asciende a unos 5.000 millones de euros mensuales, y está siendo cubierto por el Gobierno con supuestos “adelantos presupuestarios”, supuestos porque jamás serán devueltos, lo que ha elevado el déficit del Estado en un 50% hasta abril, equivalente al 10% del PIB en términos anualizados. Y tampoco pueden pagar los vencimientos de deuda, más de 25.000 millones, y esperan que el Gobierno con el dinero del BCE lo haga por ellos.
Con una deuda pública total -no solo la computable- del 118 % del PIB oficial, un déficit 2012 estimado en más de 110.000 millones y unos intereses del 4,5% del PIB oficial en los próximos 12 meses, España ha superado el punto de no retorno y ocurre que sólo Ud. como Canciller de Alemania y líder más cualificada de Occidente tiene el poder de acabar con una situación, que supondrá la ruina, no solo de España sino tal vez el fin de la zona euro. Y para evitarlo bastaría exigir, condicionando a ello cualquier ayuda, la reforma radical de las instituciones territoriales responsables de los dos tercios del gasto público. Es absolutamente inaceptable, tanto social como económicamente, que la UE y el FMI exijan a España que suba impuestos y recorte prestaciones, sin antes acabar con el
despilfarro autonómico. ¿Cómo se puede subir el IVA y recortar pensiones y mantener 30.000 coches oficiales o dos millones de empleados públicos inútiles?. ¿Cómo
destruir la economía productiva y de las familias y mantener intacta la improductiva?. Y es ahí Sra. Canciller, donde los españoles necesitamos desesperadamente su ayuda.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.