Adios al libro de texto convencional y demos una oportunidad a los tables de apple o windows

0
204
En Estados Unidos, el precio de los libros de texto se ha triplicado desde 1986, creciendo a una media cercana al 11% anual, muy por encima de la inflación y los salarios. Ese fue quizá el origen de la obsesión de Steve Jobs por las posibilidades de la tecnología para hacer la educación más accesible. Ya desde su etapa en NeXT centró parte de sus esfuerzos en revolucionar un sistema educativo anquilosado, y parece que su obra póstuma está empezando a tomar forma.
Steve Jobs tenía su mirada puesta en los libros escolares como el próximo negocio a transformar. Creía que era una industria de 8.000 millones de dólares anuales lista para la destrucción digital. Walter Isaacson, biógrafo oficial del fundador de Apple, recuerda en su obra cómo el objetivo póstumo de Jobs era revolucionar el mundo de la educación y acabar con el, a su juicio, “corrupto” sistema de certificación y comercialización de los libros de texto.
A Jobs le parecía una aberración que, en la época de revolución tecnológica que vivimos, los niños continuasen cargando con una pesada mochila cada día camino del colegio. “El iPad será la solución”, dijo. Según el periodista, para el genio de Cupertino el verdadero cambio en las aulas pasaba por “conseguir que los manuales educativos fueran gratuitos” y se incluyeran en una tableta.
Por su portabilidad y su accesibilidad, para Jobs el iPad era el sustituto natural de los libros de texto. Con las primeras tres generaciones de la tableta lanzada en 2010 y las dos versiones lanzadas hasta ahora de la aplicación iBooks, puso a Apple en el camino a seguir: el gigante tecnológico estadounidense presumió a principios de este mismo año de que una de cada tres de sus tabletas se utiliza en el ámbito escolar USA.
A principios de este mismo año el distrito educativo de San Diego compró 25.000 iPad 2, mientras que las autoridades educativas del estado de Georgia han decidido invertir parte de los 40 millones de dólares que gastan cada año en libros de texto en comprar tabletas para “ahorrar en costes e incrementar el rendimiento de los alumnos”.
Experiencias similares se han llevado a cabo también en Europa. En Bélgica, los 710 estudiantes de Sint-Pieterschool y Sint Jozefshandelschool este año tendrán iPad en lugar de libros. Los manuales de aprendizaje serán gratuitos, pero el coste de las tabletas lo soportarán los padres de los alumnos. Los que no puedan afrontar el coste, podrán alquilarlo por una cuota mensual y, al cabo de 3 años, tenerlo en propiedad.
En España, los alumnos de del colegio Miguel Delibes de Macotera (Salamanca) dan clase con tabletas a través del proyecto “Dedos” de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, mientras que los distintos centros del Colegio SEK acaban de implantar el ‘Proyecto iPad en Educación Infantil’, una tecnología que permite el aprendizaje individualizado según el ritmo de cada alumno.
Sin embargo, la implantaciónde las tabletas en las aulas españolas es aún residual. Con los recortes en educación que se viven en todo el planeta, el alto coste de estos dispositivos ha provocado que su uso se haya limitado a centros educativos para alumnos de alto potencial económico y a proyectos experimentales para la evaluación del impacto de las nuevas tecnologías en colegios y universidades. Y ahí es donde entra el iPad Mini de solo 300 gr. de peso y 1024 + 768 pix de resolución.
Esta versión reducida de la tablet de Apple soluciona, al menos en parte, el inconveniente del precio. El iPad mini básico, de 16 GB y conexión Wi-Fi,en modelos negro y grafito o blanco y plata, llegará el 2 de noviembre a España y costará 329 euros, mientras que el modelo más caro alcanzará los 659 euros (64 GB, coexión Wi-Fi y teléfono incluido.
A esta significativa rebaja, más atractiva si tenemos en cuenta que los padres españoles se gastan una media de 315 euros por hijo en libros –cifra que en los hogares estadounidenses se dispara hasta casi 800 euros–, el iPad Mini aportara una hiperportabilidad que lo hará más atractivo para el uso en las clases, sobre todo porque los expertos estiman que la pantalla de 7,9 pulgadas es el tamaño ideal para la lectura y la interacción con libros digitales.
La versión Mini del iPad irá acompañada de la tercera actualización de iBooks. La tienda online de libros de la compañía. Los nuevos iBooks, ya disponibles, ofrecen integración con redes sociales y iCloud y opción de lectura continua, es decir, que no es necesario pasar de página para seguir leyendo como sucede con los lectores de libros electrónicos. Esto parece que tendrá un buen impacto en el mundo educativo.
La unión entre iPad e iBooks permite a los estudiantes leer, subrayar, utilizar enlaces a páginas web dentro de los libros y cuenta con varias herramientas para que los estudiantes le saquen todo el jugo a sus tabletas, entre ellas la posibilidad de añadir gráficos, fotografías y archivos multimedia a los libros de texto para completar sus apuntes.
Además, los libros que se reproducen con el iBooks también permiten la búsqueda de sinónimos, la creación de notas y el acceso a secciones de autoevaluación pensados para que los usuarios puedan comprobar sus conocimientos después de cada lección.
La nueva versión de la tienda de libros llegará 18 nuevos países, la mayoría hispanohablantes: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México, Nueva Zelanda, etc.

Como segunda opción más costosa o mas vulnerable a los virus encontramos la opción de windows, Surface.

En el marco de un evento realizado en Hollywood, el CEO de Microsoft, Steve Ballmer, presentó la tableta Surface de fabricación propia en la compañía, que funciona con Windows 8 y viene con la promesa de haber sido desarrollada en conjunto al nuevo sistema operativo.

Con una pantalla de 10.6 pulgadas HD (1366 x 768 pixeles) y cubierta Gorilla Glass 2, viene en dos sabores: Surface Windows RT y Surface Windows 8 Pro.

Surface Windows RT

  • La plataforma es ARM hecha por NVIDIA, lo que ofrece mejor autonomía energética y menor peso, pero soporte limitado de programas, ya que la arquitectura ARM no es la misma que ofrecen los procesadores Intel (x86) bajo los que históricamente ha corrido Windows.
  • Pesa 676 gramos
  • Tiene 9.3mm de espesor
  • Tiene una pantalla de 10.6 pulgadas
  • Conectividad mediante lector de tarjetas microSD y puerto USB 2.0
  • Almacenamiento interno masivo integrado de 32GB y 64GB opcionales

Surface Windows 8 Pro

  • Movido por hardware Intel y corre Windows tradicional: ése que hemos ejecutado durante toda nuestra vida y tiene soporte para todos los programas existentes.
  • Pesa 903 gramos
  • Tiene 13.5mm de espesor, compartiendo el tamaño de pantalla de 10.6 pulgadas respecto a su hermano ARM.
  • En conectividad se ve entrada de tarjetas microSDXC, USB  3.0 y salida de video Mini DisplayPort
  • Ofrece capacidades de almacenamiento de 64GB y 128GB

Pero más interesante es su diseño, el que tiene dos puntos a destacar. Primero, en su parte trasera la Surface posee un pedestal integrado que permite sostener la tableta sobre una mesa en forma vertical, sin que se caiga.

Y segundo, existe una cubierta protectora llamada Type Cover de apenas 3mm de espesor, que se ancla a la pantalla de la tableta con un gancho magnético, tal como el Smart Cover del iPad de Apple, sin embargo, se diferencia de éste al poseer un teclado físico. Y es que dicha superficie es multi-táctil y tiene delineadas las teclas con un ligero relieve, junto con tener además un espacio de trackpad para controlar el puntero del mouse.

No sólo eso: también hay soporte para escribir con un lápiz stylus en pantalla a través de lo que en la compañía llaman “Digital Ink”, con una pantalla inteligente que ignora los gestos de la mano cuando se está apoyado sobre ella, permitiendo escribir libremente con soporte de 600dpi.

¿Cuándo? No sabemos, pero la versión de Windows RT saldrá a la par de Windows 8, lo que debería ser en octubre de este año. Por otro lado, la versión Windows 8 Pro llegará tres meses más tarde, es decir, en 2013. Sí señores, a esperar bastante si les gustó.

En cuanto a precios, no se dieron cifras exactas pero sí se dijo que la versión para ARM tendrá precios similares a los tablets que hay hoy en el mercado, y la versión con chip Intel “rondará el rango de los Ultrabooks”. Ouch. Porque el precio de dichos portátiles actualmente se ubica por los USD$1000, es decir, una etiqueta bastante alta.

Para entender mejor el concepto, Microsoft preparó un video que te dejamos a continuación, junto a una galería de imágenes de las tabletas:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.