Queremos un Park Güell abierto y gratis para todos -Microguagua – Barcelona- parque guell- Park Güell

0
24

El Park Güell fue vendido entre otro clausulado con la condición de que estuviera abierto al público barcelonés y sería un claro incumplimiento de lo pactado, lo cual por desgracia los grandes ayuntamiento suelen despreciar la cesión o venta con condiciones de aquellos que aportan algo a dichos grandes ayuntamientos.

El Ayuntamiento de Barcelona planea cerrar parte del parque en octubre de 2013 y empezar a cobrar entrada. Desde la “Plataforma Defensem el Park Güell” queremos un parque abierto, nos oponemos a cualquier tipo de cierre y a la privatización de uno de los espacios con más vida propia de la zona norte de Barcelona. Colabora con tu firma. Ayúdanos a detener la privatización del Park Güell.

El pasado día 13 de febrero se aprobó el proyecto municipal que da vía verde a la privatización del Parque Güell: a partir de octubre de 2013 entrar en el Parque costará como mínimo entre 7 y 8 euros para la mayor parte de visitantes.  Además, se anunció un“sistema de visitas” que supondrá discriminación para los vecinos de otras poblaciones o que no residan de los siete barrios que colindan con el Parque. Mientras unos tendrán una tarjeta que les permitirá la libre circulación, todo el resto de personas (turistas o no) que quieran visitar el parque deberán competir por las cien entradas gratuitas por hora que se pondrán a disposición.

Se trata de medidas para explotar económicamente el parque, no para protegerlo. El cierre de su zona monumental no solucionará ni su degradación (no se han presentado planes económicos avalando la viabilidad de la gestión privada) ni su masificación (habrá un mayor número de personas para una menor superficie). Actualmente el Park Güell es económicamente autosuficiente (existen dos cafeterías, un museo y una tienda de recuerdos) que ya cubren sus gastos. El cierre del Parque Güell crearía un precedente de privatización de un espacio verde, abierto y que fue desde sus orígenes pensado para uso y disfrute de los y las vecinas.

Desde la “Plataforma Defensem el Park Güell” insistimos en que hay otras maneras de gestionar su degradación (mediante la tasa turística ya existente en la ciudad) y la masificación (mediante la gestión de turnos de los autocares que vienen al parque) y otras alternativas que permitan seguir disfrutando de este patrimonio de todos los barceloneses.

Ayúdanos a conseguirlo. Firma y difunde esta petición para decir no al plan del Ayuntamiento de Barcelona: hagamos que el Parque Güell siga siendo de acceso libre y gratuíto.

** El Park Güell, obra insignia del arquitecto Antonio Gaudí e icono de la identidad de la ciudad, fue vendido por la familia Güell a los vecinos de Barcelona en 1922 a condición de que pudieran usarlo y disfrutarlo todos los habitantes. Reconocido por sus obras de arte modernista y catalogado como Patrimonio Unesco de la Humanidad en el año 1984, es una de las zonas verdes urbanas de mayores dimensiones de la ciudad, y se ha convertido en lugar de paseo y ocio de muchos vecinos y ciudadanos.

Nota personal: mucha gente esta cansada de que nos quieran expoliar hasta el aire que respiramos, que será lo próximo? la playa???

Hace unos meses, que el Ayuntamiento de Barcelona, y el Director General de BSM, anunciaban una nueva regulación de los accesos al Parque Güell, de la que BSM se encargaría de gestionar.

Las informaciones oficiales desde BSM y el propio Ajuntament de BCN, hablan de que estará en funcionamiento en Octubre de este 2013, con la creación de 50 nuevos puestos de trabajo para el control de los accesos, a la zona monumental del parque, tal como se puede observar en esta imagen.

También habrá cambios en la movilidad, tanto del estacionamiento de autocares, como del vehículo privado y taxi. En cuánto al estacionamiento de autocares, la previsión es que sea obligado para los operadores reservar plaza en el aparcamiento habilitado.

Aquí podéis observar toda la previsión de cambios a realizar en el Parque Güell

Pla d’actuacions del Park Güell from Ajuntament de Barcelona

 

Noticia relacionada :

El Park Güell inicia las obras para el acceso de pago a la zona monumental

Habrá tres zonas de taquillas, una de ellas -la de la carretera del Carmel- con lavabos públicos y vestuarios

 

El Park Güell de Barcelona inicia este martes las obras de las instalaciones necesarias para la regulación de accesos a su zona monumental, según ha informado el Ayuntamiento.

Los trabajos de adecuación han sido planificados de forma que no afectarán a la afluencia de vecinos y visitantes del parque, y está previsto que finalicen en septiembre. Los trabajos abarcan dos ámbitos: la instalación de taquillas, situadas en los accesos del lateral derecho de la calle Olot y la avenida del Santuari de Sant Josep de la Muntanya, y un módulo situado en el acceso de la carretera del Carmel, que incluye taquillas, servicios públicos y vestuarios; ambos elementos, situados fuera del recinto.

El segundo ámbito contempla instalaciones eléctricas, fibra óptica y comunicaciones, que darán servicio a los cinco puntos de control de acceso de la zona monumental, que no contará con ningún elemento fijo de regulación.

A lo largo de los últimos meses, se han efectuado en el parque diversas obras de conservación y mejora, destacando las de los accesos, la Casa-Museu del Guarda y la renovación de pavimento del paseo de Les Palmeres.

Libre acceso para los vecinos
Está previsto que en otoño se empiece a aplicar el limite de 900 personas en el área monumental y a cobrar a los turistas por acceder a ella. Los vecinos de los barrios próximos al parque y los miembros de la comunidad educativa de la escuela que se encuentra en el interior del recinto recibirán el distintivo que les permite acceder libremente en los próximos meses, según han indicado fuentes municipales.

Los turistas que deseen visitar la zona monumental deberán abonar entre 7 y 8 euros de entrada. Los barceloneses podrán conseguir entradas gratuitas a través de un club, una estrategia que no ha gustado a las entidades vecinales, que defienden mantener el libre acceso a todo el parque y aplicar otras medidas más eficaces contra las aglomeraciones.

El parque Güell, hoy por hoy, vendría a ser un antiparque, si se entiende un parque como un lugar de recreo donde desconectar, ya que paz, lo que se dice paz, es lo último que puede encontrarse allí. El miércoles pasado, uno de los días más calurosos de este poco rabioso verano, un hombre-anuncio gritaba a pulmón en la puerta principal del parque, en la calle de Olot. «Restaurant, terraza-garden. Cerveza, sangría, paella, tapas», repetía una y otra vez mostrando un cartel con su poco variada oferta de paellas a ocho euros.

park-guell

Y es que, aunque el gobierno local se ha empecinado en la lucha contra el top manta -es evidente el aumento de policía en el parque, lo que ha hecho disminuir notablemente el número de vendedores ambulantes-, la ramblerización legal del lugar, la consentida, está en pleno apogeo. Basta con mirar el menú del bar La Cueva, la terraza que hay sobre la citada plaza de la Natura, cuya única oferta son Baguettini de Knorr –pseudopizzas congeladas sobre pan tostado-, sangrías de un litro a 10 euros o de un litro y medio a 14 o bocadillos -no menos congelados- de todo tipo que rozan las cinco euros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada