Otro suicidio que acabo con la vida de un hombre con problemas de enfermedad mental- Los motivos del suicidio de Robert Enke

0
5

Han pasado más de tres años desde que el que fuera portero del Barcelona se quitara la vida. Ahora, un amigo del alemán cuenta su relación y lo que vivió días antes de la tragedia. Que hace replantearse el duro paso del futbolista de élite a la vida normal tras la retirada.

El inicio del nuevo siglo no fue fácil para el Barcelona. El Real Madrid de los galácticos venía de ganar tres Champions en apenas cinco años y las urgencias en la Ciudad Condal se hacían cada vez más críticas. Robert Enke fue víctima de esta necesidad de cambiar el rumbo de la historia. Su paso por el equipo azulgrana fue un episodio más en una vida donde la depresión cortó de raíz las esperanzas de un portero llamado a ser pieza clave en ese equipo.

La historia acabó con la muerte del guardameta alemán hace ahora poco más de tres años. Enke se quitaba la vida con apenas 32 años y ahora el periodista y amigo suyo, Ronald Reng, escribe sobre lo sucedido en un libro. Santi Giménez entrevistó a Reng en el diario As y nos acerca la visión más cercana del guardameta.

Reng reconoce que el gran problema de Enke fue la depresión y que en Barcelona vivió uno de sus episodios más trauméticos. La derrota copera en Novelda, donde Enke encajó tres goles, fue “fundamental” para avivar esta depresión. La derrota y la autoexigencia del portero le llevaron a hundirse poco a poco hasta el punto de que “sin duda le aterraban los partidos debido a la inseguridad que manaba de dentro de él”.

Nadie sabía de su enfermedad

Ronald Reng reconoce que “un futbolista piensa que tiene que esconder sus enfermedades y debilidades. Creen que eso forma parte de ser profesional y se deshumanizan”. De hecho, días antes del fatal desenlace tampoco se esperaba su muerte: “Robert parecía feliz. Es algo común en la gente depresiva. Cuando ya han tomado la decisión de quitarse la vida tienen la visión distorsionada de que han encontrado la manera de acabar con su enfermedad”.

Según relata el amigo del guardameta, Enke empieza a romperse “cuando ve que Van Gaal prefiere a Víctor Valdés y no lo puede asumir”. Una temporada más tarde, el Barcelona lo envía a la liga turca. “He fallado, era la oportunidad de mi vida y no lo he logrado. Me envían a Turquía, donde no quiero ir y esto es el final de mi carrera”, decía Enke según Reng.

En Tenerife no logra resurgir

Enke termina jugando en el Tenerife. “Era como estar de vacaciones. Se sentía de nuevo importante, estaba en un equipo en el que se sentía el mejor y era querido por los compañeros”. Sin embargo, vuelve a recaer de su depresión sin motivo aparente. Según Reng, en el propio diario del jugador aparecía escrito “¿por qué ahora? ¿Por qué me toca ahora?, no lo entiendo”.

Querido por sus familiares y sin problemas económicos, Reng explica la muerte de Enke porque “la depresión no tiene que ver con lo que tienes. Si eres propenso a padecer la enfermedad puedes superar momentos tan graves como la muerte de una hija sin caer en depresión pero, de vez en cuando, caes de forma ilógica”.

Finalmente, Reng reconoce que en la actualidad no habría sucedido lo mismo. “Ahora la gente tiene más tranquilidad, ven que se puede ganar todo y son más generosos”. La muerte de Enke también ha servido, según el autor para que “los psiquiatras deportivos no trabajen solo para ayudar a ganar. Ahora también curan”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada